Esta Semana Santa se vive con pueblos teja y tapias

** Actualmente, la acción conjunta del Gobierno nacional y regional, hace que las carreteras que unen a estos centros poblados estén en vía de recuperación, su transitar es seguro mientras usted maneje con precaución.

¿Quiere ver el tiempo detenido en pleno siglo XXI? ¿Disfrutar de parajes mágicos con bodegas, botiquines y boticas? ¿Quiere, además, vivir la aventura de conquistar montañas indomables que requieren del uso de vehículos de doble tracción? Usted escogió el destino que posee todas esas características.

Los pueblos del Sur de Mérida son pueblos de teja y tapias, de aleros y bestias para cruzarlos, de ríos y caídas de agua, de historias de aparecidos y leyendas de lagunas que vuelan y se van mudando cada cierto tiempo. Historia de duendes y encantos, de noches donde el silencio emite su propio sonido, de gente que le espera con los brazos abiertos para atenderlos como solo nosotros lo sabemos hacer.

Jehyson Guzmán, gobernador del estado Mérida, explicó con detalles su viaje en esta Semana Santa: “comience por El Morro, de ahí a Aricagua y luego a Los Nevados. O vaya por la laguna de Caparú, donde las aves se posan en medio de su largo transitar mientras emigran de un espacio geográfico a otro. Suba a San José del Sur, descubra Mucutuy, Chacantá -pida que le coloquen la música “raspa canillas” del lugar- llegue a Canaguá y de ahí puede ir a El Molino, Capurí, Río Negro y Guaraque. Baje por San Francisco y deténgase a probar las delicias de la comida que preparamos a diario para quienes nos visitan”.

Celebre con nosotros esos días de alegría, comparta nuestro recogimiento y observe cada detalle en puertas y zaguanes, en ventanas y soberaos, en solares con árboles frutales y gallineros donde sacamos los huevos criollos para el desayuno. Vea como le hacemos un buen café y llévese nuestros secretos culinarios, aprenda a hacer queso ahumado con nosotros. Duerma temprano según la tradición y párese con el canto del primer gallo. A esa hora, como a todas las horas, lo estamos esperando para que comparta con nosotros momentos que no vivirá en ninguna parte del país.

Pida que le ensillen una bestia y móntese para que ande y viva lo que vivieron nuestros antepasados. Son pueblos de teja y tapia, de fogones y leña, de recuerdos y emociones, de reflexión y encuentro.

Actualmente, la acción conjunta del Gobierno nacional y regional, hace que las carreteras que unen a estos centros poblados estén en vía de recuperación, su transitar es seguro mientras usted maneje con precaución.

Finalmente el Gobernador del estado Mérida le invitó a vivir la Semana Santa en la Capital Espiritual de Venezuela y, para mayor información, use nuestra aplicación VISITE MÉRIDA.

Claves para la visita

–                  Es fundamental hacer uso de un vehículo de doble tracción. Asegúrese que sus frenos y llantas estén en perfecto estado.

–                  Reserve con antelación su posada en el pueblo de su elección. Es limitada la capacidad.

–                  Camine con tranquilidad y converse con los habitantes de los poblados, le contaran historias maravillosas y cuentos llenos de magia.

–                  Puede solicitar servicios de comida según su preferencia. Le sugerimos que pruebe los productos que se dan en la zona. Una crema de apio es deliciosa, acompañada de arepa recién sacada del fogón con mantequilla natural y un poco de cuajada echa en la mañana, por ejemplo, es una buena combinación.

–                  Entre a una bodega, comparta con el propietario y compre los productos que solo llegan a estas zonas.

–                  Lleve queso y un buen sombrero, y si es amante de la música pregunte por el grupo de la población y lleve su último trabajo discográfico.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s