Oimpiades Pulgar, para nosotros el viejo Pia

– El tambolargo

«Basado en la experiencia de muchos años y siendo un investigador nato, a Olimpiades Pulgar, no se le reconoce como el gran rescatador de muchas costumbres afroides del Sur del Lago.

“El viejo Pía” como se le conocía en esta región, es el abnegado mesías que se necesitaba para rescatar las cosas del pasado, perdidas por la acción del tiempo.

Es él quien se encarga de desempolvar muchas de las tradiciones que con la esclavitud nacieron en el Sur del Lago, es él quien se encarga del “renacimiento” de algunos golpes de chimbángeles de que se habían perdido por la acción del tiempo, cuando funda la Escuela de Chimbángeles de Pía Pulgar. Pero como la gran mayoría de las cosas no han recibido la publicidad adecuada y sólo muy pocos conocemos la importancia que tuvo este rescate, envidiando y admirando la tarea que tuvo que emprender el viejo Pía.

Uno de los mayores aportes al conocimiento del folclor afroide en el Zulia, rescatado por Pía, es la fiesta del tambolargo, que ya perdida en el tiempo es rescatada por él.

Basándome en las investigaciones de Pía Pulgar, voy a conversar del rescate de las fiestas de tambolargo. Hoy Municipio Heres del Distrito Sucre, en San Pedro, población que fue arrasada por el pirata Morgan entre el 16 y 22 de julio de 1667, era el sitio donde se celebraba la fiesta de tambolargo. A raíz de esto, la costumbre pasa al pueblo de San José, donde el día de San Pedro y San Pablo, se ejecuta el toque de tambolargo y los habitantes de la región bailan al ritmo de éste. La última vez que se celebró esta festividad fue el 29 de junio de 1956.

Ya en vía de desaparición, es rescatado por Pía, quien lo resucita con la Escuela de Chimbángeles, producto de su tesonero trabajo investigativo, aportando un eslabón más a la cadena del folclore zuliano.

Para este baile es utilizado un tambor cumaco, de un solo parche, clavado (monomembranófono) sin tensores, que se toca en el suelo y el que percute el parche se sienta a horcajadas en el cuerpo del tambor, los otros tocadores percuten el cuerpo del tambor con palos; este baile tiene cierta similitud con el baile del Litoral Central.

Pía, Dios quiera que estas líneas que hoy escribo, lleguen como una oración en donde estés descansando y recuerden a quien las lea, que fuiste el pionero en los rescates que hiciste y que, quienes sentimos el folclore como parte nuestra no te hemos olvidado.

Descansa en paz, viejo Pía

Fuente:  Víctor Vega Jiménez.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s